viernes, 25 de enero de 2013

Tus jefes ganan una cuenta que te va a dejar sin vacaciones (que no a ellos). ¡A celebrar el nuevo cliente!


Otra historia real que nos envía nuestro amigo GQ