lunes, 11 de febrero de 2013

Empiezas a sospechar que no le caes muy bien al cliente


Otra historia real que nos manda el gran Lafo