martes, 25 de junio de 2013

Morir de alegría cuando tu cuenta más detestable deja la agencia pero en su lugar te dan esa con la que te vas a pasar medio año en el Caribe