viernes, 21 de junio de 2013

Sensación de estar viviendo el Día de la Marmota cada viernes cuando llegas de buen humor a la oficina y terminan cayéndote más marrones que en los cuatro días anteriores